jueves, 5 de mayo de 2011

Cola de paja

¿Que significa "tener cola de paja"?
Considerarse responsable de una falta.

El dicho viene de un cuento en que un perro había cometido cierta fechoría; alguien congregó a la jauría y les pidió a todos que saltaran por encima de una hoguera; quien fuera inocente no tenía nada que temer, no así el culpable pues su culpa le había convertido su cola en paja. El culpable se descubrió cuando se negó a saltar.

Por si la expresión no es conocida por todos, se usa cuando alguien se siente en falta o tiene algo que esconder, por ocasionar un daño injustamente y teme represalias.
En el diccionario se la muestra como sinónimo de remordimiento: inquietud, pesar o sentimiento culposo que queda por haber ejecutado una mala acción de acto o pensamiento o haber realizado una acción que perjudicó a otro.

En Bolivia "tener cola de paja" significa no tener un historial limpio, por tanto es muy fácil que se le encuentre algún acto de corrupción o acciones reñidas con el respeto o la moral.

Las expresiones usuales son:
Andar con cola de paja: sentirse culpable respecto a algo.
Tener cola de paja: ejecutar acciones evasivas, llamarse a silencio o disfrazar la verdad para ocultar una mala acción realizada.

En yankilandia temen represalias tras el asesinato de Osama bin Laden.
¡No es tan grave!... Solamente invadieron un país y mataron inocentes, tras la "presunta" captura de terroristas...
Las "armas químicas y de destrucción masiva" que tenía Saddam Hussein, jamás aparecieron.
No hay prueba alguna que el muerto sea Osama bin Laden.
La velocidad con la que Osama bin Laden fuera sepultado en el mar y cierto escepticismo por las afirmaciones de gobiernos de EE.UU. que han mentido mucho para justificar sus guerras, alimentan las teorías conspirativas en torno de su desaparición. Altos funcionarios estadounidenses insistieron en que el rápido destino del cadáver guardaba una consonancia absoluta con las prácticas islámicas (www.cbsnews.com, 2-5-11). Líderes de la fe mahometana señalaron, en cambio, que la tradición había sido violada de manera humillante: sólo se arroja al mar a quien fallece en una nave, y el que no debe ser enterrado con la cabeza hacia La Meca (AP, 2-5-11). Es la ley.

Otra cuestión que levanta suspicacia es el tema de la foto del rostro del terrorista finado. No faltan diarios europeos, como The Guardian, que han publicado artículos en los que se afirma que la única conocida hasta el momento de escribirse estas líneas fue trucada. Funcionarios de la Casa Blanca, por su parte, declararon que se han tomado muestras de ADN del cadáver y que hay “virtualmente un ciento por ciento de coincidencia” con las de familiares de Osama (www.latimes.com, 2-5-11). Se debe de haber descubierto un método ultramoderno para llevar a cabo la prueba en menos de 24 horas y el descreimiento persiste. Los Angeles Times reproduce lo que Cindy Seehan, madre de un soldado muerto en Irak y convertida luego en activista por la paz, asentó en su página de Facebook: “Lo siento, pero si usted cree en la nueva muerte de OBL, usted es un estúpido”.
Texto relacionado:
Asesinaron a Osama bin Laden